Más importante que tu patrón de rizo.

Cuando empezados a construir nuestros rituales rizados para cuidar nuestros cabellos, nos concentramos en el patrón del rizo pero ¿tú crees que estás hermosas de las fotos al ser tipo 4 tienen rutinas/rituales iguales? Obviamente No.

 

Lo más importante no es encasillarte como 4a, 4b, 3c etc; sino conocer características de tu pelo como la porosidad, las características de los productos y las técnicas de definición.

📌 Porosidad.

Hay tres niveles de porosidad: baja , media y alta.

 

El cabello de baja porosidad tiene una cutícula muy unida que dificulta la penetración y liberación de la humedad, los productos y los químicos.

 

El cabello de alta porosidad generalmente tiene una cutícula que se ha desprendido debido al daño causado por la manipulación excesiva, los productos químicos o el peinado con calor excesivo. La alta porosidad también puede ser genética.

 

La porosidad media es la más fácil de manejar.

 

Una cosa que todos tenemos en común, independientemente de la porosidad, es el deseo de mantener la humedad el mayor tiempo posible. La humedad es la base de un régimen de cuidado del cabello saludable, por lo que comprender tu porosidad te ayudará a leer las listas de ingredientes antes de comprar productos.

 

📌Productos

Al buscar recomendaciones de productos, el patrón de rizos es un factor que podríamos considerar, pero no es lo más importante. Cuando se trata de productos, el cabello de menor porosidad no experimenta tanta acumulación con productos más livianos; mientras que el cabello de porosidad alta mantiene la humedad por mucho más tiempo con productos más gruesos y pesados.

 

📌Técnicas de definición

La mejor forma de saber que técnica le funciona a tu cabello es: PROBAR UNA POR UNA.

Si no pruebas los twits (trenzas de dos) no sabrás si te definen, si no pruebas las trenzas no sabras si te dejan la definición que buscas.

Te recomiendo probar cada técnica usando los mismos productos para identificar los resultados, así es como podrás construir tu rutina basada en lo que haz probado y los resultados que te han dejado.

 

Así es como concluyó que la mejor forma de construir tu ritual capilar es escuchar y conocer tu cabello; por ejemplo el hecho de saber que mi cabello en su mayoría es porosidad media y en algunas zonas porosidad alta me ha ayudado a saber que debo usar cremas densas en esas zonas y definir con una técnica diferente (twits), también que a mi cabello le encantan las mantecas, los aceites y las geles.

 

Así que debes hacer un esfuerzo consciente para entender a qué responde mejor tu cabello y saber que tu porosidad es el mejor lugar para comenzar.

Dejar un comentario